“Fórmula antiestrés: primero, no preocuparse por las cosas pequeñas, y segundo, recordar que casi todas las cosas en esta vida son pequeñas.”

Adam J.Jackson

Hola amigos y amigas,

Teníamos muchas ganas de estar de nuevo con vosotros y contaros una de nuestras experiencias pirenaicas. Era la primera vez que viajábamos juntos a la meca nacional de la alta montaña y no podíamos estar más entusiasmados ante lo que se nos venía encima: paisajes de ensueño, cumbres tocando el cielo, parajes de mil colores y esa luz tan característica de este conjunto montañoso.

Concretamente visitamos el maravilloso Valle de Benasque, en la provincia de Huesca, por el cual nos dejamos perder entre varias de sus distintas y espectaculares rutas.

En este post os vamos a detallar la ruta que hicimos el primer día de nuestra estancia, la cual partía desde la Besurta, pasando por el Forau d’Aiguallluts y descendiendo por el Refugio de la Renclusa, hasta llegar finalmente al punto de partida.

Forau d’Aigualluts

Esta ruta es sin duda una de las más características y visitadas por los amantes de la naturaleza que exploran año tras año este bello paraje. Además, es una caminata sencilla e ideal para pasar una mañana rodeados de paz y respirando verdadero aire puro.

Para iniciar la visita, nos dirigimos desde Benasque, en dirección norte, a Llanos del Hospital. En nuestro caso, pudimos avanzar con el coche hasta el parking de la Besurta, lugar desde donde comienza la ruta. Aunque, en épocas estivales, los vehículos deben estacionarse en la zona de Llanos del Hospital y acceder con Bus hasta la Besurta.

Una vez llegamos al punto de partida, seguimos las indicaciones y nos encaminamos hacia el Forau d’Aiguallluts, el cual encontraremos a tan solo 2 km del inicio.

La estampa que hallamos, con el pico del Aneto al fondo, su glaciar y el fuerte sonido del agua que baja de los glaciares al caer por la cascada es un auténtico regalo.

Antes de llegar al Forau, veremos un gran socavón en la tierra por el que se sumergen las aguas que bajan de las montañas y recorren cientos de km hasta desembocar en el Océano Atllántico, ni más, ni menos.

Seguimos la ruta por un hermoso valle donde el verde, gracias al mes en el que nos encontrabamos (septiembre), es el color predominante. La naturaleza nos da un regalo a cada paso que damos, nos arropa, nos estremece y nos llena de sentido a medida que atravesamos el valle.

Cualquier lugar del entorno es propicio para hacer una parada y dejarse llevar por estas maravillas.

Tras haber transcurrido aproximadamente 4 km, iniciamos un ascenso de unos 252 metros positivos y aproximadamente 1 km de distancia.

A medida que vamos subiendo por la cuesta de la montaña, contemplamos a nuestros pies la belleza de todo el valle por el que hemos caminado minutos antes.

Llegados al punto más alto, 2332 m, nos disponemos a descender en dirección al Refugio de la Reclusa, el cual encontramos a tan solo 500 metros y desde donde divisamos ya la Besurta y el punto final de nuestra aventura, donde llegaremos en 1,5 km tras el refugio.

Es una ruta fácil y de gran belleza, perfecta para abrir boca y empezar a conocer los paisajes pirenaicos del Valle de Benasque. Todo un regalo, toda una experencia!

Fins prompte amics!!

Track Ruta Forau d’Aigualluts

DATOS TÉCNICOS DE LA RUTA

Recorrido circular.

Distancia total recorrida: 10,76 km.

Duración del recorrido: Aproximadamente 3.30 horas en movimiento.

Altitud mínima: 2332 metros.

Altura máxima: 1901 metros.

Desnivel acumulado en ascenso: Unos 533 metros.

Desnivel acumulado en descenso: Unos 533 metros.

Dificultad: Moderada. Aunque como siempre, la variante de dificultad es bastante subjetiva, ya que depende mucho de la condición física de cada persona. A parte de eso, no tiene que presentar dificultades notables para una persona que está acostumbrada a marchar por la montaña.

Importante:

  • Hidratarse bien si estamos en epocas estivales.
  • Llevar varias prendas de abrigo en la mochila en temporada invernal: termicas, guantes, gorro, etc.