“Solo una vida vivida para los demás, merece la pena ser vivida”

Albert Einstein

Hola amigos y amigas de la naturaleza,

Hoy nos gustaría que nos acompañarais a una de las rutas más conocidas de la población castellonense de Onda, la subida al Montí. Su cercanía a la localidad y su fácil acceso la convierten en una ruta ideal para disfrutar de una mañana en plena naturaleza, con la Sierra de Espadán como telón de fondo.

Durante el recorrido podemos contemplar interesantes bellezas paisajísticas, así como culturales, como la Ermita de Santa Barbara, la cual merece mucho la pena visitar, a pesar de estar ya en ruinas debido a un incendio provocado durante las Guerras Carlistas en 1836. Desde este punto podemos disfrutar de unas maravillosas vistas del entorno y la Plana Baixa, desembocando nuestra mirada en el Mar Mediterráneo.

Tal y como os indicábamos, el acceso al inicio de la ruta es sencillo y cercano al municipio.

Para comenzar la ruta nos dirigimos hacia la Urbanización Sonella, donde podemos dejar nuestro vehículo e iniciar la marcha dirección Santa Barbara por el SL-CV 107.

Siguiendo las marcas verdes y blancas, que señalan que estamos atravesando un sendero local, iniciamos la ruta por terreno asfaltado durante unos 600 metros. A partir de este momento el terreno se convierte en pista de tierra y, en apenas un kilómetro, nos veremos caminando por una senda fácil y más bien llana en medio de la naturaleza, rodeados de típica flora de monte mediterráneo como pinos, romero, carrascos y demás especies propias de la zona.

A unos 2 kilómetros de haber comenzado la caminata, divisamos en lo alto de un cerro la mencionada Ermita de Santa Barbara, la cual podemos visitar si nos desviamos de nuestro camino unos 200 metros.

Tras haber contemplado las ruinas de la Ermita, retomamos la marcha descendiendo de la misma y volviendo por donde habíamos venido, nos dirigimos en dirección a el Montí (SL-CV 142). Desde este punto, empezamos a ascender de manera más pronunciada siguiendo el Barranco de Santa Barbara.

Por el camino, damos con la Font del Retor, una fuente actualmente sin agua y en cuyo centro se colocó en el año 1958 una imagen de San Vicent Ferrer.

Dejamos la fuente atrás y nos encaminamos durante un quilómetro y medio hasta la llegada al Montí Menor (574 metros de altitud). Este tramo  requiere un poco más de esfuerzo debido a la constante subida, aunque en días despejados el ascenso puede verse recompensando por las maravillosas vistas de las Islas Columbretes y gran parte de la costa Castellonense.

Islas Columbretes y costa Mediterránea

Una vez llegados a la cumbre, nos dejamos cautivar por la paz que rodea al lugar, al este podemos observar el mar mediterráneo, mientras que el sur y el oeste están dominados por las montañas de la Sierra de Espadán, donde podemos contemplar también el Castillo de Mauz (Sueras). Este es sin duda, un bello lugar en el que pararse a observar y desconectar.

Tras esta parada, que nos permitirá reponer fuerzas y energías, tanto mentales como físicas, seguimos unos 300 metros más para alcanzar el punto más alto del día, el Montí Mayor, situado a 658 m de altura.

Una vez alcanzado el Montí, empezamos el descenso, para el cual optamos por dirigirnos dirección a la localidad de Tales, aunque también podemos volver al Montí Menor y desandar lo andado para regresar a Onda por el mismo trayecto que hemos realizado para ascender, o bien, descender por la senda que nos lleva a Marimón, lugar que se ha convertido en un emblemático punto de interés del recorrido gracias al esfuerzo y dedicación de los Pepes y sus colaboradores. Esta parte del trayecto os la explicaremos en un siguiente post, ya que en este nos centramos en el descenso por las localidades de Tales y Artesa, hasta finalmente llegar a Onda.

Tales

Así bien, desde el Montí Mayor seguimos las marcas verdes y blancas que nos llevarán en un constante descenso hasta la localidad de Tales, población que, al llegar al camino asfaltado, se nos quedará a la izquierda, prosiguiendo nuestra marcha en dirección a Artesa.

Todo este trayecto de regreso a la localidad de Onda desde Tales lo haremos por asfalto, siguiendo siempre las indicaciones de sendero local. Una vez atravesamos la pequeña localidad de Artesa, llegamos en apenas 800 metros al Museo de Ciencias Naturales El Carmen.

Museo de Ciencias Naturales El Carmen

No dejamos de seguir las marcas de Sendero Local que nos llevarán a la Calle Luxemburgo de Onda, bordeando la Urbanización Nueva Onda por la calle Estocolmo. A menos de 2 km desde el Museo, nos desviamos a la derecha y atravesamos el rio Sonella, para dirigirnos ya al punto de partida que se encuentra a tan solo 400 m.

Desde Andando Voy siempre intentamos explorar los bonitos montes de la provincia de Castellón, es por ello que la mítica subida al Montí no podía faltar en este Blog que es el vuestro.

Esperamos que os haya gustado esta ruta y, como siempre, no dudéis dejarnos un comentario en el Blog o en cualquiera de nuestras redes sociales.

Track ruta

¡¡Hasta muy pronto!!